Nuestra botella

¿Qué hace que la botella Heineken sea especial?

La botella Heineken® es la botella de cerveza más icónica del mundo. La combinación del color verde, los bordes elevados y la etiqueta con forma de pista de carreras con la barra negra, junto con la característica marca Heineken®, hacen que sea la botella más reconocida del mundo.

¿La botella Heineken sido siempre igual?

Aunque los elementos clave de la botella han permanecido en el diseño durante más de un siglo, sus detalles se han pulido a lo largo de los años. Las mejoras operativas, la sutil evolución de la marca y un deseo de mantener la botella fresca y actualizada constituyen los principales motivos para ajustar el diseño cada cierto tiempo. Con frecuencia, estos son pasos evolutivos muy pequeños para garantizar que la marca nunca pierda su autenticidad y su carácter atemporal y clásico.

¿Por qué la botella Heineken es verde?

Heineken® fue una de las primeras cerveceras en exportar cerveza en botella. La calidad era tan buena que, aunque era más cara que las cervezas locales, la gente prefería el producto premium importado. Para asegurar que los consumidores visualizaran  inmediatamente la diferencia entre las cervezas locales convencionales y la Heineken® de primera calidad, la botella se hizo en verde en lugar del habitual color marrón.

Se eligió el verde porque transmite frescura, naturalidad, pureza y calidad premium: exactamente como la deliciosa y fría cerveza Heineken®.

La botella Heineken, ¿es la misma en todo el mundo?

La estructura básica es siempre la misma, pero los detalles pueden diferir dependiendo de la cultura. Por ejemplo, en determinados países, los consumidores prefieren las botellas de tamaño más grande, y en algunos países se prefieren las botellas retornables.

¿Cuántas botellas de cerveza Heineken se disfrutan cada día en el mundo?

Cada día se disfrutan más de 1 millón de botellas de Heineken® en más de 170 países. Y eso es solo en botellas; Heineken® también produce latas y cerveza de barril.