Perfeccionada antes y ahora


En 1873, un joven emprendedor llamado Gerard Heineken descubrió su pasión por la elaboración de la cerveza, y se propuso construir una cervecería en el corazón de Ámsterdam para perfeccionar la receta que pronto se convertiría en Heineken, la primera cerveza lager premium de Países Bajos.

El firme deseo de Gerard de alcanzar la máxima calidad y la perfección todavía perdura en el seno de la familia Heineken, que cuatro generaciones después sigue sintiendo esa pasión por la elaboración de una cerveza verdaderamente premium para todo el mundo. Por eso, estés donde estés, puedes estar seguro de que la dedicación, la elaboración artesanal y la calidad con las que se elaboraba en 1873 son las mismas y siguen vivas en cada botella de Heineken en la actualidad.

El mismo sabor. La misma elaboración artesanal. La misma calidad original. 



BEBE CON RESPONSABILIDAD
CONSEJOS PRÁCTICOS


Ver los mejores momentos


Síguenos

Facebook Twitter YouTube