Tres ingredientes, todos naturales



Creemos que la pureza es señal de calidad auténtica. Por eso la cerveza Heineken se elabora únicamente con ingredientes naturales: malta de cebada, agua y lúpulo.
Calidad y naturalidad sin concesiones. Todo esto, unido a un proceso de elaboración exclusivo, le proporciona su característico sabor equilibrado. Elaborada desde el siglo XIX con nuestra levadura única A-yeast® en tanques horizontales, lo que proporciona la presión perfecta a su levadura, a fin de proteger sus sutiles notas frutales. Su proceso es a la manera tradicional, durando más tiempo de lo normal, 28 días para ser exactos, para llegar a un sabor único, e igual en todas partes del mundo.

 



DISFRUTA DE HEINEKEN®
CON RESPONSABILIDAD

 

VER CONSEJOS

 

¿TIENES
ALGUNA PREGUNTA?

 

CONSIGUE UNA RESPUESTA

Síganos

Facebook Twitter YouTube